¡Santo (re)medio!

En principio, se supone que estamos inmersos en nuestro medio ambiente. En realidad, estamos apabullados por “los medios”. Pero, ¿que son los medios? ¿Vamos al diccionario? (¿El diccionario es un medio?)
¡Horror! ¡25 acepciones! Las que mas arriman a nuestro bochín hablan de medios de producción o medios de transporte, pero en nuestra época los que se tragan a todos los demás son los poderosos Medios de Comunicación, que vendrían a ser algo así como:
“Sistemas de transmisión de información a un público numeroso y heterogéneo, mediante la prensa, televisión, radio, cine, etc.”
¿Que se incluye en el cómodo “etcétera”? ¿Quizás al Medio de Todos los Medios, la omnipresente y omnicomprensiva Red?
¿Acaso todos transmiten realmente información? No interesa. Hagamos un intermedio en las preguntas, porque llega el mágico promedio, que (estadísticamente) nos empareja a todos por igual, buenos y malos, débiles y poderosos.
Solo nos queda por esperar que no nos muestren el dedo del medio.