Efecto tango

No, no estoy hablando de la supuesta “enfermedad económica” que desde Argentina estaría contagiando al Mercosur. El verdadero “efecto tango” es el que nació en el siglo XIX, soportó a pie firme todos los altibajos del XX, y resurgió con toda la polenta en el actual.
Como dijo el vate, es el que “en un pernó unió a París con Puente Alsina”, y “contagió” al mundo entero. El mundo podrá no entender las causas de la espantosa crisis que azota a nuestro país, pero millones de personas, en cualquier latitud, “sienten” a la Argentina “cuando tu canto nace al son de un bandoneón”.
Y para terminar, no puedo resistir la tentación de tirar sobre la mesa esto, que tres argentinos armaron sobre la cuestión:

“Alguien le dice al tango
——————————–
Tango aquel del Maldonado
con menos agua que barro;
tango silbado al pasar
desde el pescante del carro.
——————————–
Tango que fuiste feliz
como yo también lo he sido,
según me cuenta el recuerdo
que está hecho un poco de olvido.
———————————
Yo habré muerto y seguirás
orillando nuestra vida;
Buenos Aires no te olvida,
tango que fuiste y serás.”

Letra: Jorge Luis Borges
Música: Astor Piazzolla
Primera grabación: Edmundo Rivero (1965)