Salud

Nuestro idioma es multipropósito, es decir que da para todo, como por ejemplo encajar un tecnicismo como “multipropósito”. Pero la aberración más cómica es el lenguaje de la burocracia, es decir eso que hablan y escriben los que, en vez de decir “hoy”, o en el peor de los casos “en el día de hoy”, se despachan con “en el día de la fecha” (aunque la fecha no figure), y terminan prohibiendo algo. Recuerdo un caso.
(Antes, una sencilla definición del diccionario, que siempre viene bien: “Organismo – Conjunto de órganos del cuerpo de los seres vivientes”)

En Pueyrredón y Bartolomé Mitre existía algo así como una Feria Franca Internada Municipal. Los puesteros, para descargar sus mercancías, ingresaban con las camionetas hasta donde estaban sus respectivos puestos. Esto, al parecer, no le agradaba al burócrata que estaba a cargo de tan importantísima Repartición Pública, y emplazó este cartelón:
“Prohibido estacionar dentro del organismo”