La Academia habla en caló (¡y olé!)

La RAE edita el DRAE. Esto, que parece un juego de palabras, no es un juego, pero sí se refiere a las palabras. Porque se supone que el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) intenta, si esto fuese posible, contener a todas las palabras vigentes de la lengua castellana y del idioma español, e intenta, si esto fuese posible, definir el significado de cada una. Y se supone que esta definición es la versión oficial.

Ya que hablamos de juego, hagamos uno (muy sencillito) que se podría llamar “Las definiciones encadenadas del DRAE”.

Pibe (de pebete) (Arg., Bol., Ur.): Chaval.

Pebete (del cat. pevet) (Arg., Par.): Niño

Chaval (del caló chavale): Niño – Fijate que no hay ninguna referencia geográfica, es decir que para el Diccionario los 400 millones de hispanohablantes deben usar “chaval” siempre como primera acepción, porque en España se dice así, y esa es razón suficiente.

Caló: Lenguaje de los gitanos españoles.

Tomé este ejemplo porque, como dije, es muy sencillo, pero en el susodicho DRAE hay muchísimos por el estilo. Resumiendo: queda muy claro que la Real Academia es, si señor,  Española y a rajatabla. Hace poco dió a conocer un nuevo texto: el Diccionario Panhispánico de Dudas. Entonces, la duda mayor sería: ¿No debería existir una “Academia Panhispánica de la Lengua Castellana“?