2 x 4

Además del tango, ¿hay en el mundo alguna música popular que le cante a los propios instrumentos con los que se la interpreta? No sabría decirlo. ¿Y en el tango? ¡Que riqueza!

Organitos (2)
“Al paso tardo de un pobre viejo
puebla de notas el arrabal
con un concierto de vidrios rotos
el organito crepuscular.
Dándole vueltas a la manija
un hombre rengo marcha detrás,
mientras la dura pata de palo
marca del tango el compás.”
(Organito de la tarde, 1923, José Gonzalez Castillo)
“El último organito irá de puerta en puerta
hasta encontrar la casa de la vecina muerta,
de la vecina aquella que se cansó de amar;
y allí molerá tangos para que llore el ciego,
el ciego inconsolable del verso de Carriego
que fuma, fuma y fuma, sentado en el umbral.”
(El último organito, 1948, Homero Manzi)

Guitarras (2)
“La guitarra en el ropero
todavía está colgada,
nadie en ella canta nada
ni hace sus cuerdas vibrar…”
(Mi noche triste, 1917, Pascual Contursi)
“Vieja viola garufera y vibradora
————————————–
¡como estás de abandonada y silenciosa
después que fuiste mi sueño de cantor!
———————————————
Hoy solo queda el recuerdo
de pasadas alegrías,
pero estás vos, viola mía,
hasta que me vaya yo.”
(Vieja viola, 1950, Humberto Correa)

Bandoneones (2)
“Bandoneón arrabalero,
viejo fuelle desinflado,
————————–
Has querido consolarme
con tu voz enronquecida,
y tu nota dolorida
aumentó mi berretín.”
(Bandoneón arrabalero, 1928, Pascual Contursi)
“El duende de tu son, che, bandoneón,
se apiada del dolor de los demás,
y al estrujar tu fuelle dormilón
se arrima al corazón que sufre más.”
(Che, bandoneón, 1950, Homero Manzi)

Voces (2)
“Porque cuando pibe me acunaba en tangos
la canción materna que llamaba al sueño,
y escuché el rezongo de los bandoneones
bajo el emparrado de mi patio pobre.”
(Porque canto así, 1929, Esteban Celedonio Flores)
“Malena canta el tango como ninguna
y en cada verso pone su corazón.
A yuyo del suburbio su voz perfuma.
Malena tiene pena de bandoneón.”
(Malena, 1942, Homero Manzi)